Terapia de Pareja

En la intervención con parejas se analizan y valoran las dificultades de la unidad conyugal y se revisan los fundamentos y proyección de la vida en pareja. La intervención persigue facilitar la relación, interacción e intercambio de posiciones, sentimientos y actuaciones conyugales con el fin de evitar el daño entre las partes y posibilitar el crecimiento satisfactorio de los cónyuges.

Con este tipo de intervenciones se persigue facilitar la relación, interacción e intercambio de posiciones dentro de la pareja

La metodología que seguimos se ajusta a los parámetros de la psicoterapia sistémica aplicada a la pareja teniendo en cuenta las diferentes variables psicológicas individuales que intervienen.

La intervención se inicia con una valoración de la realidad interna y contextual de la pareja, se centra en la problemática planteada y persigue la adquisición de una serie de habilidades y estrategias que permita fortalecer la estabilidad conyugal y solucionar satisfactoriamente los problemas presentes y futuros.

La terapia de pareja busca la adquisición de una serie de habilidades y estrategias que permita fortalecer la estabilidad conyugal

Por ello, dentro de la intervención y como parte de esta, se clarifican las elecciones desde la independencia personal, se cuidan las falsas expectativas, se busca aceptar al otro tal cual es, se trabajan los problemas para que no perduren, se posibilitan destrezas de comunicación y escucha activa, se revisan los esquemas mentales individuales (especialmente sobre el respeto, cariño, educación, generosidad, interés y comprensión, dedicación familiar, toma de decisiones…), se enseña a usar la asertividad y la empatía, se revisa el uso de estrategias aversivas, se enseña a manejar satisfactoriamente la intimidad, se potencia el apoyo mutuo y el cuidado de la sexualidad… intervención que les será útil para la toma de decisiones, para el cambio y también para la estabilidad y desarrollo de la relación personal y matrimonial.